After The Mists··

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Super Metin2 PowerFul , servidor dedicado con muchas cosas nuevas
Sáb Oct 08, 2011 12:08 pm por lampim

» Alguien busca algo
Lun Ago 15, 2011 2:40 pm por Le Fay

» Zune toplist
Jue Ago 11, 2011 10:39 pm por Zune

» Gold medieval rol/ Afiliación normal
Dom Jul 31, 2011 2:35 pm por Invitado

» Versalles la revolución (Afiliación Normal)
Dom Jul 03, 2011 7:49 pm por Invitado

» Charmed rol - Afiliación {normal}
Sáb Jun 18, 2011 9:20 pm por Invitado

» Inferno City {Afiliación normal}
Vie Jun 17, 2011 1:03 pm por Invitado

» Enchant Me || Normal || Recién Abierto
Sáb Mayo 28, 2011 10:39 pm por Lyenever Hyeran

» star wars the old republic
Sáb Mayo 28, 2011 4:29 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 12 el Jue Mar 24, 2011 10:00 pm.
~~~~~~~~
Elite ::

La espera impaciente [Damien Eldrich]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

La espera impaciente [Damien Eldrich]

Mensaje por Rhiannon Seldthanne el Mar Mar 29, 2011 4:58 pm

Los cascos golpeaban el suelo de forma arítmica y lenta tras de mí mientras iba moviéndome casi en círculos en aquel claro empedrado en mitad de esos jardines, a mí gusto demasiado... artificiosos. Jamás en toda la creación habría mejor obra que la forjada por la propia naturaleza; aquello era una forma pomposa de ponerle rejas y barrotes a un árbol.

Mi caballo palomino, de crines rubias y pelaje amarillento iba detrás mío, demasiado acostumbrado a mi presencia. No había querido que los mozos lo llevasen a los establos pues no sabía cuando podría entrevistarme con los reyes y ante la espera, prefería cabalgar a aguardar sentada en una sala. Los lugares cerrados no eran objetivo de mi devoción. Mi hermano, Diarmaid tenía instrucciones de donde buscarme en caso de poder ver al Pendragón o a la reina Ginebra, no sería demasiado difícil dar conmigo; donde no me encontrarían era bajo el techo de una sala.

Me costaba admitir que Camelot era más impresionante que los castillos de Gwynned, más imponente señal de las riquezas del reino. En Gwynned los reinos eran pequeños y dispersos, erigidos por la tradición celta que por el imperlialismo romano que invadió Lundein (Londres) y se expandió por Britania. Sin embargo, Gwynned tenía un encanto especial que no veía en los regios muros de Camelot. De esa guisa, deambulaba por los estrechos caminos de piedra que serpenteaban por los jardines.
avatar
Rhiannon Seldthanne
Princesa ~

Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 23/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La espera impaciente [Damien Eldrich]

Mensaje por Damien Eldrich el Mar Mar 29, 2011 6:11 pm

Los jardines de palacio siempre habían sido uno de los lugares a los que apenas acudía. Mi vida era rápida y demasiado ocupada como para relajarme y dedicarme a admirar los hermosos árboles y la mezcla de olores que las plantas florecientes dejaban en el ambiente. Pese a que vivía dentro de este castillo, prácticamente tan solo pisaba los sitios de interior dado que Henry no era muy devoto a holgazanear en estos lugares a no ser que tuviese que cortejar a alguna princesa o alguna pobre joven que hubiese llamado su atención. Yo siempre me mantenía al margen, en una esquina, pero pendiente de lo que hacía y de si necesitaba mi ayuda. Sabía alejarme cuando llegaba "El momento" como él lo llamaba.

Tampoco cuando me enviaba a sus 'misiones' en solitario, normalmente asesinatos, secuestros y alguna que otra barbaridad, solía tener tiempo para pararme y mirar a mi al rededor. Estaba seguro que aunque lo tuviese no me pararía a admirar un paisaje que acababa de llenar de sangre. Odiaba el olor de la sangre.

Era por eso que cuando Henry me habia dicho que me pasase por los jardines a dar una vuelta e informarle sobre lo que allí había, además de la extraña frase de "tomate el tiempo que necesites", me había extrañado su rostro. Sabía cuando planeaba algo, y no habia dudado en ir a los jardines a ver qué debía vigilar. Me sorprendió lo que vi, un caballo de pura raza, me podía arriesgar a afirmar que era palomino y una joven, noble por sus ropas ¿Acaso una nueva chica de Henry? Me quedé mirandola desde el arco que daba a los jardines. Era hermosa como una diosa, Henry siempre habia tenido muy buen gusto.
avatar
Damien Eldrich
Caballero de Henry Wood ~

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 24/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La espera impaciente [Damien Eldrich]

Mensaje por Rhiannon Seldthanne el Mar Mar 29, 2011 7:28 pm

El sonido pausado, el tiempo estanco y la tranquilidad desesperante de aquel lugar amenazaban con medrar mi poco cultivada paciencia. Todo era demasiado lento, demasiado sosegado para alguien como yo, quien no aguantaba la misma canción dos noches seguidas. Agarré las riendas de mi caballo, que con mirada simple e ignorando dejó que lo arrastrase hacia el camino que discurría hacia las afueras del jardín. Iba a poner pies en polvorosa cuando la silueta discreta de alguien bajo el arco me hizo girarme en redondo. Tal vez sorprendida por la presencia o quizas... molesta por saber que alguien me observaba.
Siempre dijo mi padre que un oso tiene más educación al devorarte que yo al toparme con algo indeseado y aquello, era algo completamente lejano a mis gustos. No dudé en girar sobre mis talones y encararme con aquel desconocido, puños cerrados y semblante hostil. En aquel momento no era más que la portavoz de mi padre, no la Rhiannon armada con arco y lanza; y eso era algo, que me dejaba en una posición poco conocida. Extraña. Nunca había sido doncella sin ser guerrera pero sin armas, me sentía coja.
Alcé el mentón con arrogancia mientras mis cejas se fruncían y apretaba los labios. ¡Maldita herencia galesa! Siempre intempestiva incluso cuando no sabíamos qué hacer.

-¿Desde ahí me veis bien? Porque si vais a seguir espiándome, os permito que os acerquéis un poco más y atinéis mejor en vuestras cabilaciones -dije con la voz alzada, impertiva y desdeñosa-.
avatar
Rhiannon Seldthanne
Princesa ~

Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 23/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La espera impaciente [Damien Eldrich]

Mensaje por Damien Eldrich el Mar Mar 29, 2011 11:58 pm

Sabia que tarde o temprano ella se iba a dar cuenta de mi presencia, realmente no estaba oculto evitando que me viese, en eso era más bueno de lo que le gente solía pensar. Habia sido entrenado para ser el mejor de los caballeros a manos de un duque despiadado. No se permitían los fallos bajo el mando de Sir Henry Wood. Por eso que ella se percatase de que la observaba no me sorprendió lo más mínimo, tampoco su actitud, tan tipica de la niñita insolente que parecía. Tan típica de la aristocracia que exhalaban sus ropajes. Tan tipicas de las mujeres que solían gustarle a Wood.

Mi semblante no cambió, mirandola con soberano aburrimiento, contrastando con su arrebato de furia incontrolada. Rodé los ojos simplemente y una de mis cejas se alzó de forma caprichosa, irónico sin necesidad de decir nada.

- Por supuesto, my Lady
- mi voz grave y sedosa sonó antes de dar un par de pasos hacia ella y saliendo de la sobra que me habia estado ocultando parcialmente. El sol iluminó mi ropa negra de cuero que destacaba bastante en el blanco de mi piel. Mis ojos la miraron fríos y sin querer retandola.
avatar
Damien Eldrich
Caballero de Henry Wood ~

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 24/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La espera impaciente [Damien Eldrich]

Mensaje por Rhiannon Seldthanne el Miér Mar 30, 2011 1:08 am

Los pasos fueron acortando la distancia peligrosamente entre aquel desconocido de aires arrogantes y yo. Iba bien vestido, demasiado para un simple sirviente de corte, un caballerizo o un mozo; sus pasos estaban impregnados de confianza en sí mismo, como quien sabe a que está jugando y cuales son los mejores movimientos para dar con la victoria. No pude menos que acomodar los pies en el suelo y aguardar.
Una suave brisa comenzó a levantarse desde el oeste, fresca y revoltosa. La lana de mis ropajes, del color del hueso ondearon con pereza bajo el gabán de cuero curtido que descendía hasta rebasar mis caderas. Ropajes humildes con manufactura propia de una mujer de mi clase; pragmáticas más que sofisticadas o elegantes, y pese a ello, rezumaban cierta riqueza. La misma riqueza impropia de alguien del pueblo llano como la que lucía el desconocido.

-Por vuestras formas podría suponer que servís al reino o a cualquiera de sus dirigentes; un campesino no se permite semejante arrogancia. Bajo que nombre he de referirme a vos... No me gusta hablar con gente sin nombre -musité al saberlo más cerca-. Lord Soberbia, tal vez...

Las palabras se tiñeron de cierto tono burlón aceptando ese desafio que plasmaban esos ojos glaciares.
avatar
Rhiannon Seldthanne
Princesa ~

Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 23/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La espera impaciente [Damien Eldrich]

Mensaje por Damien Eldrich el Miér Mar 30, 2011 2:07 am

No pude evitar soltar una carcajada irónica por sus palabras, sin embargo, antes de regalarle el conocimiento de mi nombre, me puse a analizarla con la mirada. Era mi trabajo, también, conocer a aquellas mujeres a las que Henry echaba el ojo. Ella no parecía una campesina, era imposible dado que su acceso al castillo de sus majestades estaba casi vetado. Tan solo alguien con invitación podía entrar aqui, nobles, reyes, princesas. Pero ella no parecía una princesa. Sus ropajes eran caros pero a la vez místicos, como aquellas sacerdotisas que adoraban a la diosa. Pero tampoco parecía pertenecer a esa orden. Su acento era otro punto, diferente al británico, pero no habia conocido a muchos extranjeros como para poder diferenciar de donde era.

- Me alaga con tal nombre, my Lady
- dije sin quitar aquel tono satírico que impregnaba cada palabra que mis finos labios pronunciaban. - No soy un Lord, tampoco un campesino... Pero acertasteis con mi trabajo - Mis frases eran pausadas, como si disfrutase diciendolas, como si cada una de ellas ocultase diferentes sinificados para mi. Tan solo era burla, algo que sabía que ella notaría, algo que tan solo hacía para enfurecerla. - Mi nombre es Damien Eldrich, caballero de Sir Henry Wood - incliné mi cabeza en señal de respeto pero hasta eso pareció falso.
avatar
Damien Eldrich
Caballero de Henry Wood ~

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 24/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La espera impaciente [Damien Eldrich]

Mensaje por Rhiannon Seldthanne el Miér Mar 30, 2011 2:31 pm

Durante mi corta vida había conocido en Gwynned, en algunos de sus pequeños asentamientos, el curioso ejemplo de animales con mayor inteligencia que las personas. Curioso, sorprendente pero no dejaba de ser un simple espectáculo frente a la indiferencia de esas gentes que no podían ni compararse con ellos. Había oído decir de perros que cazaban mejor que sus amos, de cerdos con mas modales que sus señores y patos con más destreza que sus pastores; pero rara era la vez, que un ser hacía gala de ello y mantenía la cabeza alta.
Y aquel que estaba ante mis ojos era de lo más peculiar que me había encontrado jamás. Solían decir que un cuando un lobo enseña los dientes posiblemente quiera morder, pero me quedaba muy claro que al mencionado Eldrich nunca le habían mostrado los colmillos o, que creía que si seguía jugando terminaría por cerrarle la boca al lobo. Una mezcla entre orgullo y seguridad, una combinación peligrosa si se coquetea con fuego.
Sujeté las riendas, enredándola entre mis dedos sin demasiado tensión, sólo para que el caballo me siguiera y avancé un paso. A sabiendas de que ese hombre trabajaba para un señor de la corte, no pude menos que escamarme ante semejante conocimiento ya que, habíamos llegado hacía poco tiempo y sin aviso. No conocía en persona a Henry Wood, ni tenía interés en hacerlo pero quería ver si la presencia de su lacayo era coincidencia o había una razón.
-¿Conocéis la historia de Meredur y el Lobo del Yd Widdfa? -pregunté caminando hacia delante sin esperar la respuesta-.
Todas las historias que había oído en las frías noches galesas estaban grabadas a fuego en mi memoria como si un herrero laborioso se hubiera esforzado por mantenerlas intactas. Cada una de ellas era una pizca de la antigua sabiduría de mi gente, cada una era una lección que todo hombre y mujer debía aprender de una forma u otra. La canción de Meredur era la primera que apareció en mi cabeza al ver la burla con la que se dirigía hacia mí y con su recuerdo en mente, dejé que el enfado se fuera. No siempre un galés era genio y temperamento, había que sudar sangre cuando uno jugaba a los acertijos e intentaba averiguar qué estaba diciendo. Era un juego que adoraba y dado que parecía dispuesto a jugar... Nada impidió, ni siquiera yo misma que comenzase. Sonreí mientras caminaba, liviana y decidida.
avatar
Rhiannon Seldthanne
Princesa ~

Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 23/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La espera impaciente [Damien Eldrich]

Mensaje por Damien Eldrich el Miér Mar 30, 2011 5:34 pm

De repente pude notar como era yo ahora el analizado, su actitud cambió drásticamente y en vez de mostrarse furiosa y enfadad, como yo habia supuesto que haría tras mi comportamiento tan descaradamente burlón, se mostró segura de si misma, calmada e incluso podía decir que era yo ahora quien estaba siendo burlado. Aquello lejos de enfurecerme me pareció divertido, como luchar cuerpo a cuerpo contra un buen contrincante. Pero no era un duelo justo ella era una noble, con más educación y de otro reino con diferente cultura, y algo me decía que mi paciencia se agotaría antes que la suya. Lo más coherente era dejar de jugar a ver quien ganaba el juego de palabras, sin embargo siempre habia sido muy terco, siempre me gustaba ganar.

- No, pero estoy seguro que a vos le encantará contarmela - dije siguiendo sus pasos inconscientemente. Mi mirada estaba fija ahora en su caballo, sabia un poco sobre caballos gracias a mi padrastro, que poseía una caballeriza. Podía decir por su pelaje, su altura y aquellos ojos grandes y oscuros, que era un Palomino. Un caballo extranjero y muy bien valorado. Hermoso y perfecto para una mujer. El mio por el contrario era negro, alto y con caracter. Árabe. Un regalo del antiguo duque Wood, según él muy parecido a mi.
avatar
Damien Eldrich
Caballero de Henry Wood ~

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 24/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La espera impaciente [Damien Eldrich]

Mensaje por Rhiannon Seldthanne el Miér Mar 30, 2011 6:13 pm

Reí. ¿Cómo no hacerlo? Durante un instante y ante aquella aseveración, supe que el terreno estaba igualado. Dirigí una mirada sesgada a Eldrich, desafiante y maliciosa; a ese juego también sabía mover mis fichas.

-En absoluto. La canción de Meredur es larga y puede ser tediosa sin nada con que acompañarla -comenté con la vista al frente, sosteniendo las riendas de aquel caballo nervioso-. En mi tierra, las canciones nunca se cuentan ante una sola persona; se relatan por las noches poco antes de que comience la cena o durante los festivales de primavera y el de la primera cosecha. Desde luego, no pienso torturaros los oídos....

Miré en derredor buscando el camino para dejar de una maldita vez los jardines del castillo.

-¿Sabéis, Eldrich, cómo salir de estos jardines? -pregunté volviéndome para mirarlo; aunque fuera hija de un rey no acostumbraba a poner muros invisibles ante el pueblo; la gente de Gwynned siempre fue honrada y congraciada con sus líderes; para mí era imposible no mirar a una persona aunque fuese para preguntar algo tan simple, la mínima muestra de respeto que podía darles era mi atención-. Sólo a un britón se le ocurriría encerrarse entre árboles teniendo colinas cerca... Contadme, Eldrich... ¿qué haciáis bajo el arco del jardín?


avatar
Rhiannon Seldthanne
Princesa ~

Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 23/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La espera impaciente [Damien Eldrich]

Mensaje por Damien Eldrich el Miér Mar 30, 2011 7:24 pm

Su risa sonó hermosa, como música en mis oídos. Me gustó, y sin embargo no la acompañé ni siquiera con una leve sonrisa. Mi rostro seguía siendo frio y carente de emoción, como si tan solo fuese una marioneta que moviese manos y piernas. Acostumbrado a estar siempre en la sombra, no estaba muy seguro de como comportarme cuando tenía "vía libre".

Atento a sus palabras, trataba de descubrir aún de dónde podía ser, a qué reino pertenecía y sobretodo que rango tenía. Princesa no, lo tenía completamente descartado al igual que la pertenencia al clero. Ella no parecía católica. Tampoco parecía ser el prototipo de princesa. Tal vez una duquesa o condesa. Me decantaba más por la primera opción.

- No sea modesta, my Lady de nombre desconocido
- dije haciéndole consciente de que pese a que yo había dicho mi nombre ella no me había respondido con el suyo. Tal vez alli en su reino, no era costumbre aquello. - Estoy seguro que su caballo no se quejará de oir su voz y yo no tengo permiso para hacerlo - murmuré insistiendo en escuchar aquella canción. Curioso.

- Sígame y la ayudaré a salir a la verdadera naturaleza
- dije girando completamente sobre mis talones, de forma elegante. Mi tono era irónico de nuevo, no me importaba que se hubiese metido con nosotros, era cosa que solían hacer los extranjeros, pero no por ello perdía la oportunidad de burlarme libremente. - Tan solo disfrutaba de mi tiempo libre - Contesté siguiendo una de las multiples reglas que me habian eseñado: 'Nunca reveles tu misión, y si preguntan. Miente'.
avatar
Damien Eldrich
Caballero de Henry Wood ~

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 24/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La espera impaciente [Damien Eldrich]

Mensaje por Rhiannon Seldthanne el Jue Mar 31, 2011 12:55 am

Los caminos empedrados estrechos y retorcidos se abrieron hasta alcanzar un alto arco de piedra gris que abría el sendero hacia uno de los pasillos de tránsito del castillo, posiblemente al exterior debido a la altura de las murallas y la ausencia de techado sobre la cabeza. El pasillo no era excesivamente largo por lo que no tardamos en dejar atrás los muros y al traspasar una reja de hierro, una basta colina se extendió ante mis ojos.

Durante un segundo me detuve a un paso del arco. No me desagradaba la compañía de Damien, pero me escamaba que sirviera a Henry Wood. Pese a no conocerlo en persona había oído demasiados malos rumores sobre él como para no fiarme de nada que llevase su firma. Sus respuestas, aunque escuetas y distantes parecían no querer decir nada en concreto como si quiera darme pie a hablar sin recurrir a las preguntas.

-Es cierto, no os he dicho mi nombre... Qué olvido más curioso... -musité con evidente ironía marcando una denotada sonrisa intencionada en los labios-. Lo cierto es que... a menos que os arriesguéis a preguntar no pienso decir nada, ni mi nombre ni la historia de Meredur... Os ofrezco pues, si queréis al menos durante el tiempo que dure esta conversación, la oportunidad de hablar con libertad... Sin pecar de orgullo, os aseguro que nadie en mi posición os ofrecería esto siendo un mero sirviente...

Pero quería que me hablasen de frente, maldita sea. Detestaba los cargos políticos tan firmemente afianzados en Britania; en Gwynned era todo mucho más fácil. Si el sirviente necesitaba de su señor, iba a su sala y hablaba. Tal vez era la cercanía de un pueblo más tradicional, cuyas costumbres ensalzaban el trabajo de los hombres que hacían con sus manos, la humildad del líder frente a la tiranía de otros; un pueblo que vivía para el pueblo incluido aquel que los guiaba. Gwynned y sus gentes era mi orgullo y por ellos estaba dispuesta a sacrificar mi más preciado tesoro: mi libertad. Por eso le pedía a Damien que me hablase sin tapujos, aunque no sabía qué reacción esperar.

-Es tan sencillo como preguntar... Damien...
avatar
Rhiannon Seldthanne
Princesa ~

Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 23/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La espera impaciente [Damien Eldrich]

Mensaje por Damien Eldrich el Jue Mar 31, 2011 1:27 am

Su tono me sorprendio demasiado. Me descolocó tanto que por unos instantes me quedé en silencio mirandola sorprendido. La sorpresa se pudo ver esta vez en mis rasgos afilados y poco expresivos, pocas eran las veces que habia tenido la oportunidad de hablar frente a un noble tal y como yo lo pensase, tal y como lo sintiese. De forma libre, no siendo aquel sirviente que habia sido desde que tenía siete años. Nunca Henry me habia dado tal oportunidad, sí las jóvenes de la corte, pero por supuesto, nunca habia accedido a hablarles como si fuesemos iguales. Realmente no lo eramos.

- Para su información no soy un mero sirviente, soy un caballero, un guardia
. - dije sin poder evitar guardarme mi orgullo, dañado por sus palabras. La miré a los ojos fijamente mas no pude aguantarle la mirada, asi que la desvié hacia un arbol cercano, un naranjo traido de España. - Me alagan los privilegios que me ofrece, pero no estoy seguro de poder mantener demasiado la posicion igualada.

Lo admitía abiertamente. Habia sido criado para servir, por mucho que lo negase, ser caballero de Wood era ser tambien un sirviente. Pero seguía sin gustarme tal término. Pedir que no la tratase como lo que era me iba a costar, lo intentaría. No era de perder oportunidades.

- Pero... sería estúpido si no aprovechase la oportunidad
- añadí. Mis finos labios se torcieron en una sonrisa ladeada, irónica y que le añadió a mi rostro un tono algo travieso. La miré de nuevo - ¿Cual es su nombre?
avatar
Damien Eldrich
Caballero de Henry Wood ~

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 24/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La espera impaciente [Damien Eldrich]

Mensaje por Rhiannon Seldthanne el Jue Mar 31, 2011 4:49 pm

Un breve hictus hizo que frunciera el ceño inspirado por la respuesta veloz e insistente que había dado en una primera instancia. Supongo que algo debí mencionar que provocase esa reacción, pausada pero definitoria. Se notaba a leguas que había crecido en Britania: estirado y dotado de una resignación casi inaguantable a aceptar lo que habían decidido para él; porque estaba segura, de que gracias a la presencia de Wood eso era una verdad tan grande como que el cielo es azul y lo que piso es tierra. Y sin embargo, no podía evitar pensar que él mismo estaba transgrediendo esas normas jerárquicas que tan bien me había recordado.

-Mi nombre es Rhiannon -dije omitiendo a sabiendas mi apellido y el resto del larguísimo título que debía mencionar con cada presentación; condenado protocola inglés-. Ahora preguntaré yo... -musité echando a un lado la falda de la túnica para poner un pie en uno de los estribos-. ¿Qué hace un hombre como vos, siendo el señor de semejante orgullo, sirviendo a un hombre como Henry Wood?

Se un ligero impulso sobre el pie en tierra, me alcé sobre la silla de montar y pasar la pierna por encima del lomo de mi caballo. Teniendo tanta colina no iba a ir a pie, no mientras pudiera correr tan rápido como le permitiesen las patas de mi caballo. Lo cierto, es que me intrigaba la servidumbre del duque, principalmente porque dudaba de que con él todo fuera coincidencias.
avatar
Rhiannon Seldthanne
Princesa ~

Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 23/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La espera impaciente [Damien Eldrich]

Mensaje por Damien Eldrich el Vie Abr 01, 2011 2:25 pm

Nuevamente, y de forma inconsciente, fui a contestarle sobre mi supuesta servidumbre. Sin embargo, esta vez pude controlar el torrente de mi voz que solía salir en mi defensa, y callarme. Aceptar por primera vez que fuese cual fuese mi cargo, siempre habia sido educado para servir a alguien, criado como un siervo. Podríamos decir que era un siervo "de clase alta" dado que tenía más privilegios que la mayoría, pero seguía siendo un siervo, y eso era más de lo que podía haber predicho cualquir hijo de campesino.

- Ya sabe como funciona todo aqui, Lady Rhiannon, si naces siendo siervo, mueres sirviendo - respondí. Era una frase que siempre me habia repetido mi padrastro, las escalas sociales eran infranqueables en Britania, decían que no era igual en todos los reinos pero yo no habia nacido allí - Me toca ahora preguntar... - La miré alzando la mirada ahora que se encontraban encima de su hermoso caballo. Se veía imponente y distante, al parecer quería dar por finalizada nuestra conversación dentro de poco - ¿A qué a venido aqui? No parece gustarle demasiado este reino.
avatar
Damien Eldrich
Caballero de Henry Wood ~

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 24/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La espera impaciente [Damien Eldrich]

Mensaje por Rhiannon Seldthanne el Vie Abr 01, 2011 3:06 pm

Que gran y triste verdad... La servidumbre nacía con cada persona y sin embargo, no en todas partes se llevaba de la misma forma. Me resultaba cuanto menos irónico ver cómo la orgullosa Britania era una sombra vaga y difusa de la que una vez fue. Había oído tantas canciones sobre clanes celtas, de cómo los druidas iban de un lado a otro advirtiendo a señores enemistados. La antigua confratnernización celta se había disuelto y pocas oportunidades tenía de volver.

Su pregunta hizo que me quedase mirándolo un instante, perdida en la respuesta de la misma.

-Más me vale tomarle un poco de aprecio, dado que tendré que estar por aquí algunos días más... Sinceramente, no es que me desagrade, Britania guarda muchas señas propias que no ha perdido, pero si la comparamos con la que fue... No es más que un vago reflejo -respondí volviendo la mirada al frente-. Roma y su cristianismo han hecho bastante mal a esta tierra, antaño libre de servidumbres forzadas; su hipócrita acerca de la servidumbre no es más que una esclavitud hacia aquellos que se alzan por encima. Es cuanto menos irónico que una religión que destruyó la esclavitud promulgue la servidumbre... A fin de cuentas, es otra forma, mas educada, de ser un esclavo...

Insté a mi caballo a que se quedase quieto; piafaba el suelo con los cascos expectante ante la idea de salir y correr. Aunque mi interés no estaba en las praderas sino ver más a fondo hasta donde llegaba nuestra conversación. Bajé la vista hacia Eldrich.

-Pero no hablemos más de servidumbre ni esclavos, de señores ni nada que no pueda alzarse por encima de nuestras cabezas. Así que buscad un caballo, montad y acompañadme; así podremos seguir con nuestra charla sin que ninguno esté por encima del otro -respondí apartando los ojos; normalmente no solía tomarme ni dar confianzas, mucho menos con un hombre por lo que me sorprendió a mi misma estar invitando a ese total desconocido a pasear-. Volviendo a vuestra pregunta... He venido aquí para acompañar a mi hermano, va a ponerse al servicio del Pendragon y alguien tenía que asegurarse de que llegaba de una pieza...

Y de paso para segurarme de que se podía confiar en él. Gwynned estaba reforzando los pactos con los otros reyes galeses, pero no estábamos seguro de hasta qué punto había reciprocidad entre Gwynned y Britania.

-Vamos...
avatar
Rhiannon Seldthanne
Princesa ~

Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 23/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La espera impaciente [Damien Eldrich]

Mensaje por Damien Eldrich el Vie Abr 01, 2011 10:18 pm

Aquella mujer me iba sorprendiendo a momentos, no podía evitar mostrar en mis rasgos. Nunca habia tenido una conversacion de este estilo con nadie del reino, los nobles siempre hablaban bien de la Nueva Britania y los sirvientes nunca teníamos derecho a quejarnos. Habia duros castigos para aquellos que se revelaban contra la corona, la horca era el más flojo de ellos. Por eso no supe que decir durante unos instantes, nunca habia expresado mis ideales en voz alta tal y como lo hacía ella.

- Os podrían cortar la lengua si la escuchan decir eso
- dije sonriendo de lado, no sería yo quien se la cortase, a menos que me lo ordenasen. Me estremecí levemente de solo pensarlo, esperaba que Henry nunca la escuchase hablar asi o me temía lo peor. Aquella mujer me agradaba y me desconcertaba a la vez. Nunca nadie me habia tratado como un igual.

- Espere, no tardaré en volver con mi caballo
- Acto seguido y con una leve reverencia, aún incapaz de actuar como alguien igual a ella, salí corriendo ayudado por mis largas piernas. Afortunadamente las caballerizas estaba cerca de aqui y apenas tarde un minuto en llegar. El chico que ensillaba los caballo tembló al verme llegar corriendo, siempre que llegaba asi era porque estaba en alguna misión. Siempre tenía prisas y lo trataba mal. Hoy me encontraba de buen humor, le di una sonrisa leve y le dije que yo me encargaría de "Ciar", mi caballo. No tarde mucho en ensillarlo y montarme en él. Saliendo al galope sobre mi hermoso caballo negro, lo único que era de mi propiedad.

- Paseemos, my Lady
- dije haciendo una leve inclinacion nuevamente. Mi rostro ahora era diferente a aquel que ella se habia encontrado primeramente. Se podría decir que brillaba.
avatar
Damien Eldrich
Caballero de Henry Wood ~

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 24/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La espera impaciente [Damien Eldrich]

Mensaje por Rhiannon Seldthanne el Sáb Abr 02, 2011 1:52 am

Otra cosa en la que no podía quitarle razón. Si algún noble estirado y petulante me hubiese oído hablar de esa forma de Britania muy posiblemente hubiese montado un escándalo; no obstante mi observación contenía matices más melancólicos que ofensivos y es que la antigua Britania, la vieja Pryderi celta ya no existia. Pese a todo, me hubiera gustado que un sacerdote cristiano hubiera estado presente mientras dejaba escapar mis palabras. Por suerte, la mayoría de los monarcas seguían pensando que estaban por encima de los hombres que hablaban en nombre de Dios; y en mi caso... Bueno, habría sigo un caso difícil de tratar. A diferencia de Damien no iba a consentir que ningún hombre de Dios me dirigiera la palabra fuera de tono por ser mujer, para cualquiera de ellos sería la princesa de Gwynned y de haberse dado el caso, de una denotada estupidez no hubiese dudado en sacar el tema de mi sucesión.

Mientras Damien iba en busca de su montura, aguardé a varios metros de la salida observando la basta extensión de prado verde y floreciente qie invitaba a galopar todo lo rápido que pudiera. Unas vagas nubes blanquecinas ocupaban el horizonte no demasiado lejos de donde estaba; no dudaba que en poco tiempo cayeran algunas gotas. El tiempo era así de caprichoso. Ensimismada en las nubes, el claqueteo de los cascos sobre la piedra del camino me hicieron salir de mi enajenación. El caballo, un hermoso ejemplar de patas largas y cuello revés, orejas erguidas y tupido pelaje negro ostentaba un paso elegante y amplio; posiblemente fuera un caballo veloz en campo abierto aunque no aguantaría demasiado un trayecto más largo de lo habitual. Sucedía con los caballos de patas largas y finas; el suyo, algo más robusto de lomo y patas peludas, no era un gran velocista pero tenía aguante y potencia aunque carecía de esa gracia.

Observé los movimientos del animal antes de mirar de soslayo a su jinete. Lo cierto es que no sabía qué demonios estaba haciendo. Había llegado a Camelot con la cabeza llena de preocupaciones y sin embargo, me había olvidado de todas ellas en una conversación tribial con un desconocido. Durante un breve segundo casi me sentí tentada de maldecir mi suerte.

-Un ejemplar maravilloso; en Gwynned no solemos ver caballos así... de hecho, no hay demasiados caballos. Los tenemos que comprar de Lundein... Digo Londinium y no son precisamente baratos. Esos usureros urbanitas no dejan escapar ni una miserable moneda -decía mientras iniciaba la marcha-. Nunca he pisado Londinium, aunque dicen que es tan miserable como la propia Roma y que huele igual de mal. ¿Vos la habéis visto?

Lo cierto... es que estaba ansiosa por seguir la conversación. Tal vez para alejarme del castillo y evitar mi deber; o quizás porque no me había sentido tan cómoda en mucho tiempo.
avatar
Rhiannon Seldthanne
Princesa ~

Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 23/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La espera impaciente [Damien Eldrich]

Mensaje por Damien Eldrich el Lun Abr 04, 2011 7:35 pm

Sentía su mirada en mi, pero aún asi mis ojos no la miraban directamente. Yo siempre había gozado de un orgullo que me permitía mirar a los ojos a cualquier hombre o mujer, fuese noble o no, eso me había costado algunas de las cicatrices que cubrían mi cuerpo. Sin embargo, con ella no era capaz ahora mismo. Sentía verguenza de mirar a los ojos a alguien tan puro como ella, alguien tan superior y no porque lo fuese proclamando o por su título, sino por ella misma. Su manera de pensar y de actuar era algo que me fascinaba. La envidiaba.

- Ciar no es demasiado expléndido como su caballo, pero es equilibrado - dije acariciando el cuello negro y pulido de mi caballo. Miraba al frente ahora, escuchando lo que decía del reino donde pertenecía. No había oído hablar mucho de él, pero si a los debotos cristianos, que lo publicaban como un lugar no tocado por la mano de Dios. Celtas, eran pocos los que quedaban ya - Gwynned. Es la primera vez que menciona su reino, Lady Rhiannon Sin Apellido - bromeé levemente, mirandola de soslayo con una sonrisa torcida en mi rostro. Haciéndola consciente de que yo mismo era consciente de que trataba de ocultar algo, conocía bien a las personas. Ella debía ser alguien importante.
avatar
Damien Eldrich
Caballero de Henry Wood ~

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 24/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La espera impaciente [Damien Eldrich]

Mensaje por Rhiannon Seldthanne el Lun Abr 04, 2011 10:41 pm

Le devolvió la sonrisa, cordial aunque tiznada de cierto desafío. Sabía que no estaba contando de mí lo que por obligación debía y toda esa pamplina jerárquica, de nobles, tronos y demás parafernalia; y era lo que parecía querer averiguar. Era discreto y parecía teñirlo de cordialidad, pero sus frases intencionadas no me pasaban por alto. No dudaba de que él mismo se habría dado cuenta de mi renuencia a hablar de mí más de lo que hacía en ese momento, mas si lo hacía, sabía que volvería a hablarme estancado estacado en una pica como al principio. Y me gustaban demasiado sus gestos como para hacerlos desvanecerse sin más. Así que el juego de las medias verdades iba a durar un poco más.

-O sois demasiado modesto, Eldrich... Cosa que francamente dudo -le dije con un poco de ironía-. O seguís siendo... escrupulosamente educado... este caballo es lento pero resistente, pero no tiene gracia. Hasta un ciego se daría cuenta.

Azucé un poco más al caballo para que aligerara el paso.

-Mi hogar, querrás decir... -lo corregí; la simple mención de "mi reino" hizo que se me anudase el estómago y todas las malditas preocupaciones volvieran a mi cabeza de una patada... Condenada sucesión...-.Gwynned está al oeste destrás de los bosques conocidos como las Marcas, razón por la que los romanos no consiguieron llegar hasta allí. Hay muchos trovadores que dicen que al igual que las nieblas envuelven Avalon, las Marcas que rodean Gwynned impiden que los intrusos entren... Y empiezo a creer que es verdad; sin un nativo galés nadie logra atravesar esos bosques -explicaba recordando esos bosques densos y oscuros, tan proclibe a crear historias y tan fiel a la tierra-. Las Marcas son como los galeses: persistentes, aguerridas y antiguas... No quiero que penséis que evito responderos a esas malas insinuaciones, pero no veo la importancia del nombre... ¿Qué importa qué nombre me siga? Lo importante de esta vida no es de donde vienes, sino a donde prentendes ir...

Bonita mentira... Sí, lo era... Tal vez yo misma debería creerme eso que acababa de decir, y no era una mala idea pero a diferencia de él yo no tenía libertad alguna para decir romper con el pasado y caminar como quisiera. Podría hacerlo y dejar la sucesión a mi hermano, escapar de la responsabilidad pero me hubiera sentido una traidora.

-O vos no habláis mucho y soy yo... la que no deja de hablar... -musité sintiéndome estúpidamente azorada-.
avatar
Rhiannon Seldthanne
Princesa ~

Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 23/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La espera impaciente [Damien Eldrich]

Mensaje por Damien Eldrich el Mar Abr 05, 2011 2:19 pm

Miré su caballo nuevamente. Ahora que lo veía de cerca, seguía afirmando en mi cabeza, que era un palomino. Siempre me habían gustado ese tipo de caballos, no eran ligeros, pero quitando eso eran perfectos para usarlos en largos viajes. Tal y como ella lo había hecho.

- Su caballo es ideal para lo que lo usa, hay caballos de todo tipos, debió verlo en Londinium... Aqui mi pad...padre tiene una caballeriza con caballos de diferente estilo
- Acaricié nuevamente el cuello de mi caballo, que automaticamente había igualado el paso del suyo sin necesidad de decirle nada. Estaba bien educado - Ciar era uno de ellos.

Sonrei divertido. Si, ella hablaba demasiado, pero tambien era que yo nunca decía una palabra de más. Era callado y retraido, y pocas veces decía lo que pensaba. Sin embargo ella era todo lo contrario, hablaba sin preocupaciones, sin importarle demasiado qué iba yo a pensar de sus ideas sobre su tierra. Aqui entre ciudadanos no se hablaba demasiado sobre la leyenda de Avalon, se suponía que todos eramos cristianos y que eso no era más que uns historia de trovador como ella habia mencionado.

- Bueno, seais o no alguien importante en vuestro reino...u hogar, como querais llamarlo, le recomiendo que no hable demasiado alto cuando esté rodeada de los clérigos ingleses
- Solté un resoplido corto, a mi también me indignaban mis propios comentarios. Pero era la realidad. - Y si, creo que hablo poco... voz hablais lo normal - Esta vez la miré directamente, curioso de repente - ¿Creeis en Avalon, my Lady?
avatar
Damien Eldrich
Caballero de Henry Wood ~

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 24/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La espera impaciente [Damien Eldrich]

Mensaje por Rhiannon Seldthanne el Mar Abr 05, 2011 3:00 pm

Resoplé disgustada... Clérigos ingleses, herejes, paganos y brujas; demasiada porquería comenzaba a llegar desde Roma, demasiad para mi gusto. Agradecía la advertencia aunque la consideraba completamente innecesaria.

-Dudo que se dé un momento en que clérigos ingleses y yo estemos bajo el mismo techo. Y en el improbable caso de que algo así fuera posible... ¿Qué iban a hacer salvo gritar como las doncellas de la corte asustadas? ¿Decirme que soy una mujer pagana? Nunca lo he desmentido y no pienso hacerlo, la tradición celta estuvo aquí mucho antes que ellos. No comprendo ese derecho a imponerse sobre otras religiones... Su creencia, su Dios es cuanto menos un falso cuento para asustar niños -comentaba dejando aflorar esa repulsión que sentía hacia el cristianismo-.

Entonces me preguntó sobre Avalon. La verdad es que había oído muchas cosas pero poco sabía de ella, sobre si existía o no. Decían que era una isla en mitad de alguna parte pero que nadie solía llegar allí sin que "algo" o "alguien" les permitiera entrar.

-Bueno, una cosa es creer en Avalon y otra es creer si existe en realidad -sopesé notando como de pronto tenía toda la atención sobre mí-. ¿Quien puede afirmar que no existe? Antaño, los druidas afirmaban que había lugar más allá de lo que vemos con nuestros ojos llamado el Otro Mundo. Lugar donde se reunían los muertos, los héroes, la sabiduría y todo lo que conformaba la realidad que pisamos. Los druidas afirmaban que ellos podían viajar al Otro Mundo en vida gracias al awen; quizás para ver si Avalon existe sólo necesites algo parecido al awen que descanezca las nieblas o alguien como un druida para que te abra las puertas -explicaba adquiriendo un tono a medio camino entre quien cuenta un cuento a un niño, y de quien habla de una verdad absoluta; no pretendía reírme de él, pero eran los inconvenientes de ser cirstiano-. Nunca he puesto un pie en el Otro Mundo pero eso no ha hecho que dejase de creer.

El cielo comenzó a ponerse oscuro, cubierto por suaves nubles de un pálido gris.

-De todas formas, a un devoto cristiano no deberían interesarle esas leyendas paganas, ¿no? -musité con una sonrisa llena de malicia en los labios-.
avatar
Rhiannon Seldthanne
Princesa ~

Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 23/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La espera impaciente [Damien Eldrich]

Mensaje por Damien Eldrich el Miér Abr 06, 2011 3:20 pm

Me sorprendían sus palabras, pocas veces habia hablado con alguien pagano que no respetase la religión que ahora se estaba imponiendo en la mayoría de los reinos. Normalmente esas personas eran campesinos o esclavos, no hablaban alto y claro y apenas expresaban sus ideas en contra del cristianismo. Sin embargo ella lo proclamaba e incluso se atrevía a burlarse de ellos. Me fascinaba su forma de pensar, tan abierta, debía ser alguien importante como para haberse criado de tal forma.

Fui a decir algo, cuando comenzó a hablar de Avalon, un tema que me interesaba mucho más que el cristianismo que no procesabamos la mayoría de los ciudadanos de Camelot. Había rumores que ni siquiera el mismo rey Arturo lo hacía, prefiriendo consultar a su mago Merlín. Pero eso eran tan solo rumores. Lo cierto era que mis sueños cada vez eran más recurrentes y mi interés hacia Avalon más y más alto. Fue cuando ella preguntó aquello con malicia, cuando desvié la mirada de ella y mis pálidas mejillas tomaron un color rosado.

- Uh... no... claro.... - Me maldije por dentro. Había hablado de más, nunca hablaba de más, y sin embargo con ella aqui estaba, sonrojado como una niñita porque se me habían escapado las palabras. La curiosidad había podido conmigo. Ella me inspiraba confianza pero ¿sería capaz de entender aquellos sueños extraños que tenía? Ella creía en las leyendas celtas, en Avalon. Más animado la volví a mirar, aún medio sonrojado - Y si creyese ¿va a quemarme en una hoguera por hereje? - dije deolviendole la sonrisa. Enigmático.
avatar
Damien Eldrich
Caballero de Henry Wood ~

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 24/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La espera impaciente [Damien Eldrich]

Mensaje por Rhiannon Seldthanne el Miér Abr 06, 2011 4:13 pm

Al verlo sonrojarse no puede evitar mirarle con incredulidad. Me había hecho una primera impresión de él que distaba de esos gestos casi ingenuos; así que descubrirlo con las mejillas encendidas me dió una perspectiva muy diferente a la inicial.

-¿Qué si os quemaría por hereje? -reí; podría haber bromeado con el asunto y decirle que sí, pero no me apetecía faltarle a mis ideales por una simple guasa-. Bueno, si me dijérais que creeis en Avalon más de lo que afirmáis en voz alta, tened por seguro que si un sacerdote cristiano intentase arramaros a una pila y quemaros vivo, estaría encantada de meterle una flecha entre ceja y ceja.

Obviamente era una soberana exageración, pero quien sabía... No había que perder las oportunidades de decirle a un acerdote que todavía quedábamos algunos paganos dispuestos a custodiar nuestras creencias. Me gustaría ver que pensarían algunos si supieran de que Avalon, como tal existía; es más, me preguntaba qué diría el propio Damien sobre ello. La propia Lyenever me había dicho que procedía de allí, sin embargo, no estaba ni en la posición de revelar algo así, dejarla al descubierto ante un desconocido.

-Aunque... Mmm, siempre y cuando no me delatéis vos primero a los cristianos, claro...

Esperaba que no. No temía a un hombre de carne y hueso pero sí a las consecuencias.
avatar
Rhiannon Seldthanne
Princesa ~

Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 23/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La espera impaciente [Damien Eldrich]

Mensaje por Damien Eldrich el Lun Abr 11, 2011 6:52 pm

Creer en Avalon. Sonaba tan increible como creer en un dios que gobernaba a los hombres y que habia enviado a su hijo para que nos cuidase y nosotros nos limitamos a matarlos. No era capaz de creer en el cristianismo porque siempre lo había visto como algo bastante inverosímil, siempre habia gozado de una mente más racional que la mayoría de los campesinos, no tenía estudios ni habia leido demasiado, pero era de mente curiosa y cuando podía preguntaba. Era raro que ultimamente Avalon, un lugar de magia, druidas y sacerdotisas, resultase más creible que la vida cristiana. Estaba seguro que la culpa la tenían esos sueños, me estaban trastocando la mente.

- ¿Tan solo por creer en Avalon?
- dije alzando una ceja y adornando mi rostro con una sonrisa torcida que le daba cierto tono de malicia. - Osea que si yo fuese un asesino y un torturador... vos me defenderías porque creo que un reino sumido en la niebla al que pocos tienen acceso.

Mis palabras iban cargadas con cierto tono burlón, nada agresivas y más en broma que en serio. Sabía modular bastante bien el tono de mi voz, y esas mismas palabras con un tono cínico e hiriente podrían haberle hecho daño. Palabras bastante ciertas ya que eso es lo que yo era, mi trabajo consistía en hacer el trabajo sucio de Henry no hacía. Eran mis manos las manchadas, eran mis manos las que siempre tendrían la culpa si alguna vez me pillasen.

- No soy un clérigo como para acusarla de herejía, puede relajarse al rededor mio
- le aseguré cuando dijo aquello de delatarla. De nuevo esperaba no tener que hacer nada en contra de ella ya que, sinceramente, me costaría más que contra cualquier otra persona.


off: Siento haber tardado, traté de enviarte un MP para avisarte pero no puedo hacerlo a tu cuenta... no sé por qué.
avatar
Damien Eldrich
Caballero de Henry Wood ~

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 24/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La espera impaciente [Damien Eldrich]

Mensaje por Rhiannon Seldthanne el Lun Abr 11, 2011 11:23 pm

-¿Asesino y torturador, eh? Supongo que esos detalles no estaban en el ejemplo. En ese caso la respuesta es mucho más sencilla, antes que la religión está el deber y como antes que una hoguera, siempre os esperaría una horca -comenté para responder a su broma, si es que lo era; en todo el rato que llevábamos hablando a veces me costaba distinguir si hablaba en serio o no-. Avalon no sería una excusa lo bastante buena para alguien así, además soy celta no sigo la creencia de Avalon.

Aunque la viera con mis propios ojos, nací celta y moriría celta. La verdad es que aunque aseguraba que podía estar tranquila con él, algo no iba del todo bien. Para mí confiar en alguien tan ajeno, tan extraño a mis ojos no era fácil. Crecer en un lugar tan cerrado como Gwynned tenía sus desventajas; por más agradable que fuera, su intimidad y su capacidad para custodiar, seguía estando alejado de todo gracias a las Marcas y eso se notaba.

-¿Relajarme alrededor tuyo? -repliqué con sorna e ironía; ese comentario iba a salirle caro, mi pequeña represalia por su chanza-. ¿Qué queréis decir, qué puedo confiar en vos? Porque la última vez que un hombre me dijo algo así intentó colarse bajo mi falda y terminó con un ojo morado...

Le dirigía una mirada de soslayo con la cabeza ligeramente alzada; aunque por dentro estaba ansiosa por ver su respuesta, intentaba mostrarme con toda la seriedad de la que podía hacer acopio.
avatar
Rhiannon Seldthanne
Princesa ~

Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 23/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La espera impaciente [Damien Eldrich]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.