After The Mists··

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Super Metin2 PowerFul , servidor dedicado con muchas cosas nuevas
Sáb Oct 08, 2011 12:08 pm por lampim

» Alguien busca algo
Lun Ago 15, 2011 2:40 pm por Le Fay

» Zune toplist
Jue Ago 11, 2011 10:39 pm por Zune

» Gold medieval rol/ Afiliación normal
Dom Jul 31, 2011 2:35 pm por Invitado

» Versalles la revolución (Afiliación Normal)
Dom Jul 03, 2011 7:49 pm por Invitado

» Charmed rol - Afiliación {normal}
Sáb Jun 18, 2011 9:20 pm por Invitado

» Inferno City {Afiliación normal}
Vie Jun 17, 2011 1:03 pm por Invitado

» Enchant Me || Normal || Recién Abierto
Sáb Mayo 28, 2011 10:39 pm por Lyenever Hyeran

» star wars the old republic
Sáb Mayo 28, 2011 4:29 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 12 el Jue Mar 24, 2011 10:00 pm.
~~~~~~~~
Elite ::

Tutela de un príncipe, el deber de una reina [Libre]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Tutela de un príncipe, el deber de una reina [Libre]

Mensaje por Rhiannon Seldthanne el Sáb Mar 26, 2011 4:54 pm

Desde las primeras luces del alba, el rumor incesante que invadía el corto espacio que nos separaba comenzaba a resultarmen cada vez más molesto. Las palabras salian en torrentes incontenibles de su boca, que más dispuesta a quejarse que a obedecer, se había propuesto hacerme el camino hasta Camelot como la más fina muestra de los infiernos del Otro Mundo. Con la vista al frente y los nudillos blancos sujetando las riendas de mi caballo palomino, soportaba lo mejor que me permitía mi paciencia aguantar la incesante charla de mi hermano menor Diarmaid. Cabalgaba en cabeza de la comitiva de seis soldados con él a mi derecha, tal como dicta su posición; evitaba mirarlo, apartando a un lado la terrible tentación de mandarlo a callar y proseguir el viaje en silencio, mas sabía que eso, únicamente originaría más conversación de urraca.

-Padre debería ser más razonable, hermana. No necesito que me deje en Camelot para recibir tutelaje sólo porque mi nombre no sea de los primeros en la línea sucesoria. Quiero estar ahí contigo y Llwengheaw para aprender... ¿Tan difícil es de aceptar? -protestaba Diarmaid jugueteando con las riendas de su corcel gris-. No quiero ir a Camelot.

-Pero irás y aceptarás, te guste o no su decisión -sentencié mostrándome inflexible ante su lloriqueo; no podía culparle de su juventud y sus ansias de libertad pero no iba a permitirle que un simple verrinche cambiase los planes-. Las tutelas en casas de otros monarcas trae mucho beneficios, Diarmaid; no sólo para ti sino para tu familia, niño caprichoso. Obedecerás a padre y asumirás la tarea, que como príncipe se te ha impuesto.

Lo cierto es que ni a ella misma le gustaba semejante decisión; particularmente creía que tenían cosas más importantes en las que pensar que ir dejando a sus hijos al cuidado de un Rey del que mucho se hablaba y poco conocía. Además, le preocupaba que allí pudiera cambiar sus lealtades hacia el dios cristiano y era algo, que ni en todas sus vidas estaba dispuesta a consentir. Demasiado esfuerzo conllevaba mantener las tradiciones celtas como para que el menor de los varones de Tedrig Seldthanne ap Huflynn las mandase al infierno.

Con los dedos de una mano acarició las cabezas de cuervo que cerraban el aro abierto de plata que llevaba al cuello. Su torques, el emblema de su estatus en la familia iba orgulloso sobre su cuello. No temía ocultarlo, ni pretendía hacerlo. Rhiannon estaba preocupada, no cabía dudas. El viaje y la proximidad de Camelot hacían que sus temores salieran a flor de piel. Poco falta ya para rozar esas puertas y ver qué les esperaba.
avatar
Rhiannon Seldthanne
Princesa ~

Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 23/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tutela de un príncipe, el deber de una reina [Libre]

Mensaje por Lyenever Hyeran el Jue Mar 31, 2011 12:13 pm

Las primeras luces del día me habían cogido en camino, como siempre sucedía cuando me encontraba fuera de la Isla. Hacía ya al menos un par de horas que había amanecido, pero el rocío de la noche seguía perlando las hojas, la hierba, en aquellos lugares donde los débiles rayos del sol no habían llegado todavía. Más adelante pude escuchar el ajetreo de personas, las voces, los relinchos de caballos, el sino de las herraduras en el camino de tierra. Con curiosidad seguí andando hacia delante, no me apartaría del camino hasta asegurarme que en realidad eran un peligro. Había muchos problemas en esos días cuando uno se dedicaba a andar de un lado para otro, lo había sufrido en carnes propias un tiempo atrás en diversas ocasiones.

Me subí el petate con mis posesiones, donde envuelta en tela se podía vislumbrar la forma de un arpa. Vestía con sencillez, ropas en tonos marrones tanto la sobretúnica como el pantalón de lana, lo mismo que las botas y el cabello oscuro flotaba libre a mí alrededor. Ese día la capa había sido eliminada puesto que el sol comenzaba a caer con fuerza. Agudicé el oído, venían de frente una comitiva, estaba segura de ello. El polvo se alzaba un poco más allá, justo en la parte superior de la cuesta que comenzaba a subir en esos momentos.

Y entonces escuché algo más, una conversación airada entre dos hombres, cuando terminé de subir la cuesta pude ver un carro con dos mulas cruzado en mitad del camino y lo que parecía ser padre e hijo discutiendo. Un carro vacío donde dos hachas se podían ver con claridad. Una de las ruedas se encontraba rota, seguramente la razón de que se encontraran en esa situación.

Maldito muchacho, te dije que tenías que revisar las ruedas antes de salir, se ha roto el eje.

No ha sido culpa mía, padre, los caminos están embarrados de la última lluvia, esa ha sido la razón.

La discusión continuó entre ambos leñadores, agachado el más joven junto a la rueda con cara de circunstancias mientras que la tormenta de las palabras de su padre se precipitaba sobre él. No entendía mucho de arreglos manuales, pero no pude por menos que quedarme unos minutos observando antes de proseguir mi camino que me llevaba directamente hacia la carreta y hacia la comitiva que había escuchado más hacia delante.

Parecía que ese iba a ser el punto de encuentro.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Lyenever Hyeran
Sacerdotisa de Avalon ~

Mensajes : 608
Fecha de inscripción : 19/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tutela de un príncipe, el deber de una reina [Libre]

Mensaje por Rhiannon Seldthanne el Jue Mar 31, 2011 5:07 pm

-Rhiannon, por favor; aún estamos a tiempo de retornar el camino. Si nos desviamos hacia el noroeste podremos entrar por el camino vía de las Marcas y llegar hasta Caer Guidan antes de dos días; luego podríamos atravesar las Marcas, ¿sabes cuánto tiempo hace que no paseamos por esos bosques? -comentaba Diarmaid a mi lado apoyado sobre los estribos-. Después el camino sería más tranquilo y seguro que estos senderos a la vista de todos... Rhiannon, por favor... no quiero ir a Camelot. Sé que tú y Llwengheaw me vais a necesitar...

Deje escapar una carcajada y me giré para mirarlo a la cara.

-¿Necesitarte? ¿Qué sabes tú que tu hermano y yo ya no sepamos? ¿Montar? ¿Cazar? ¿Liderar? -inquiría notando como cierto enfado me subía por el estómago-. Nuestra obligación era aprender a gobernar, mientras que la tuya y la de Dannaid era simplemente aprovechar el tiempo y aprender lo que os viniera en gana. Dannaid no será otra cosa más que una doncella, mujer cuando alcance la edad y una esposa cuando encuentre un marido; pero tú... Tú tienes el deber y el derecho a ser un miembro de la familia con mayor peso. Algún día liderarás hombres que seguirán tus decisiones, tendrás que luchar por tu gente, cuidar de tu familia... ¿Cómo piensas hacerlo si te acobardas a mitad del camino?

Diarmaid cerró al boca... al fin. Lo adoraba. Con él había tenido más trato que con cualquiera de mi hermanos, razón por la que me ofrecí a llevarlo en lugar de nuestro padre; quería consejarle mientras duraba nuestro viaje pero no estaba poniéndomelo demasiado fácil. No me gustaba ser dura con él, el niño de mis ojos; mas a menos que pusiera algo de su parte, no me dejaba más opción.

Lo observé sentarse de nuevo en la silla, con los hombros hundidos. Su silencio me sabía demasiado amargo, aunque dejé el asunto estar hasta que se cansase de mantener la lengua quieta y volviera al ataque. Despejada, volví a centrar mi atención al camino. Más adelante, cerca de un cruce de caminos había una carreta clavada en mitad de la vía con tres personas rondando el lugar. Volví el rostro hacia el jinete que iba a mi izquierda, uno de los hombres de confianza de mi padre.

-Affanc, adelántate y averiguar qué sucede -ordené al soldado-.

Observé como Affanc, robusto y de rizos rubicundos, embutido en una armadura de cuero tachonado y lanza sostenida en la mano derecha cabalgaba a medio galope hacia la carreta.

-Saludos, señores... Señora... ¿Qué sucede?
avatar
Rhiannon Seldthanne
Princesa ~

Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 23/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tutela de un príncipe, el deber de una reina [Libre]

Mensaje por Lyenever Hyeran el Jue Mar 31, 2011 6:29 pm

Mis ojos parpadearon por un momento cuando desvié la mirada de los dos hombres que se afanaban junto al carro para alzarla al ver que un jinete de la comitiva se acercaba hasta nuestra posición. Un hombre de armas, estaba claro, por su forma de montar tanto como por la lanza que llevaba en la mano. Su pregunta, sus palabras, con un ligero acento que había escuchado a las personas que provenían del este fueron amables sin embargo, carentes de la rudeza de los maleantes aunque eso no significaba que no fuera uno de ellos. De todas formas, apostaría mi mano derecha si fuera necesario para admitir que ese hombre era más un caballero que un asaltante de caminos.

Padre e hijo desviaron la mirada primero hacia el hombre, después hacia mí, como si se dieran cuenta de mi presencia por vez primera. El muchacho se irguió en toda su estatura y el hombre se retiró el gorro de lana que protegía el ralo cabello oscuro con humildad. Dos hombres que se encontraban delante de una situación que les resultaba, cuando menos, incómoda.

Se ha roto una rueda, no podemos mover el carro.—respondió mientras miraba a su hijo lanzándole una mirada letal que hizo que mis labios se curvaran por un momento en una media sonrisa.

Si nos dan unos minutos… lo arreglaremos y dejaremos el camino libre.—se apresuró a intervenir el muchacho que contaría con unos veinte años, no más.

Asentí brevemente, mientras me movía para que el hombre a caballo pudiera verme bien aunque no hiciera falta puesto que con la posición aventajada en la que se encontraba vería sin dificultad lo que estaba ocurriendo.

En mi caso el carro se ha cruzado en mi camino de la misma forma que en el vuestro.—contesté finalmente, mirando por un momento a los hombres.—Y me temo que no tengo conocimientos que puedan ayudar en estas circunstancias.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Lyenever Hyeran
Sacerdotisa de Avalon ~

Mensajes : 608
Fecha de inscripción : 19/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tutela de un príncipe, el deber de una reina [Libre]

Mensaje por Rhiannon Seldthanne el Jue Mar 31, 2011 10:40 pm

Affanc se detuvo junto a los viajeros sin bajar del caballo para hablar. Cierto era que no teníamos demasiada prisa por llegar a Camelot, aunque desconfiaba demasiado de los caminos britanos (y no es que las Marcas estuvieran llenas de forajidos, pero sabían que era mejor no atacar a un galés). Al cabo de un rato regresó a donde estábamos.

-Son viajeros, padre e hijo, mi señora; la rueda de su carreta se ha roto y no podrán mover el carro hasta que lo arreglen. La mujer no va con ellos -explicó calmando a su caballo-. ¿Señora? ¿Avanzamos?

¿Una mujer sola en el camino? Estiré el cuello cuanto pude para echar una ojeada más allá de lo que alcanzaba a ver, intrigada. Estaban demasiado lejos como para poder ver detalles, así que no tuve más opción que volver a sentarme y decidirme. No creía que reparar una rueda fuese a demorarnos demasiado, así pues, con una mueca y un gesto de cabeza reanudamos la marcha.

-Affanc, adelántate y diles que les ofreceremos ayuda -dije segundos antes de que el guerrero saliera a medio galope hacia aquellos tres desconocidos-. El resto con nosotros; Cador y Rhydderch os quedaréis en retaguardia vigilando el camino. No quiero sospresas desagradables estando tan cerca; ante cualquier cosa haced sonar el silbato -ordené azuzando a mi caballo para que apremiase el paso-.
avatar
Rhiannon Seldthanne
Princesa ~

Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 23/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tutela de un príncipe, el deber de una reina [Libre]

Mensaje por Lyenever Hyeran el Jue Mar 31, 2011 11:20 pm

—Vamos muchacho, pongámonos con esto.

El hombre se arremangó, volviéndose a poner el gorro con un gesto hosco y el muchacho hizo lo mismo, estirándose por un momento. Les miré un instante y finalmente, posando con suavidad el petate a un lado del camino. Me aseguré que el arpa se encontraba sobre el petate y que no hubiera posibilidad de que se le pasara por encima, acercándome hacia los hombres con intenciones de ayudar.

Me arremangué las mangas y con paso decidido me acerqué hasta donde ellos estaban. No estaba muy segura de en qué podría ayudar y la mirada de padre e hijo cuando me puse a su altura me hizo desistir por un instante. Una mirada que decía a las claras que una mujer no tendría la fuerza, ni la mañana, suficiente para poder ayudarles en la tarea que estaban emprendiendo.

Puedo ayudaros si tenéis que alzar el carro.

Este no es trabajo para una mujer, señora…—el hombre mayor se me quedó mirando con gesto crítico.—No queremos que se le ensucie la ropa con el barro.

Había llovido la noche anterior, una de las razones por las que el carro se había quedado atrancado y seguramente por la presión de las mulas había roto la rueda. También era cierto que había zonas del camino más secas, pero no dejábamos de estar en Primavera. Fruncí el deño ligeramente ante su comentario y me puse a su lado.

No creo que estéis en posición de declinar la ayuda otorgada a buena fe.

No es un trabajo fácil, señora, pero nos vendrá bien toda clase de ayuda.—la mirada del hombre mayor al joven que acababa de hablar y el gruñido posterior hablaba de lo que opinaba sobre esa afirmación.

Sin amilanarme y tras observar lo que estaban haciendo, me dispuse a ayudarles de la mejor forma posible mientras que varios jinetes de la comitiva se acercaban a nosotros.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Lyenever Hyeran
Sacerdotisa de Avalon ~

Mensajes : 608
Fecha de inscripción : 19/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tutela de un príncipe, el deber de una reina [Libre]

Mensaje por Rhiannon Seldthanne el Jue Mar 31, 2011 11:51 pm

Affanc no dudó un instante en quitar del medio al hijo y al padre de un par de golpecitos en el hombro, que pese a ser para ayudar no perdieron ese plausible carácter intimidatorio. Se veía a leguas que eran hombres de armas; ningún campesino junto a su hijo harían frente ni oposición a cuatro hombres vestidos de cuero con espadas al cinto y dos de ellos rezagados a la espera. En menos de lo que canta un gallo, el eficiente Affanc se estaba encargando de poner la rueda en su sitio y asegurarse de que no volviera a romperse. Colocaron tarvesaños de madera que sujetaron con gruesos clavos por la diagonal de la rueda; posiblemente aguantase pero no demasiado si volvían a atorarse en tierra enfangada.

Sin embargo mi interés no estaba puesto en los hombres, sino en el arpa que descubri junto a un petate. Sólo los bardos y druidas llevaban arpa, y era fácil ver que esos dos no eran precisamente la imagen de un versado en las artes; así que me centré en la mujer.

-Saludos... -la saludé llevándome el dorso de la mano a la frente, señal de respeto según las tradiciones celtas para aquellos que eran iguales-. ¿Viajáis con ellos, señora?

No quería parecer descortés, mucho menos a sabiendas del significado del arpa. Pero no pude contenerme demasiado antes de dejarme invadir por ese impulso irrefrenable llamado curiosidad. Hacia tanto que no oía una buena canción, una historia embelesadora; que el arpa me había llenado de energía.

-Puedo preguntaros si el arpa es vuestra...
avatar
Rhiannon Seldthanne
Princesa ~

Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 23/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tutela de un príncipe, el deber de una reina [Libre]

Mensaje por Lyenever Hyeran el Jue Mar 31, 2011 11:59 pm

Arqueé con suavidad el trabajo eficiente de los hombres de armas, mientras que padre e hijo se apartaban, avasallados en cierta forma y cruzando miradas de desconcierto en cierta forma, seguramente sorprendidos de la ayuda y no de los improperios que muchas veces había escuchado otorgar a soldados cuando se cruzaban con campesinos, como si estos últimos fueran lo peor del mundo. Las armas, en la mayor parte de las ocasiones, hace a los hombres insolentes y… estúpidos. Estaba en ello cuando una voz de mujer me sacó de mis cavilaciones y alcé el rostro para observar a la mujer.

Llevaba ropas de viaje, pero el torque que llevaba me indicaron con rapidez que estaba ante alguien de posición. Correspondí al gesto de saludo y no pude evitar que una ligera sonrisa apareciera en mis labios ante su pregunta. Desvié la mirada hacia donde descansaba la clara forma del arpa.

—Buenos días, no… no voy con ellos, se cruzaron en mi camino de la misma forma que en el vuestro.—respondí, con sencillez, a la vez que asentía una vez ante el comentario.—Así es…—me quedé un instante callada pero finalmente decidí que dar mi nombre sería una forma de confianza.—Mi nombre es Lyenever Hyeran, Caminante y Contadora de Historias… no tan buena como un Bardo, pero se hace lo que se puede.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Lyenever Hyeran
Sacerdotisa de Avalon ~

Mensajes : 608
Fecha de inscripción : 19/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tutela de un príncipe, el deber de una reina [Libre]

Mensaje por Rhiannon Seldthanne el Vie Abr 01, 2011 2:41 pm

Esbocé una sonrisa liviana mientras observaba a esa mujer que se hacía llamar "caminante". Puesto que su respuesta no denotaba tensión pero tampoco resultaba demasiado definisoria, dejé el asunto estar. Aunque tenía intención de seguir indagando en aquella trovadora errante que bien lucía ese arpa.

Affanc y los demás casi estaban a punto de terminar el arreglo por lo que no tardaríamos en ponernos en marcha.

-Es un placer, Lyenever Hyeran. Mi nombre es Rhiannon Seldthanne y éste es mi hermano menor Diarmaid. Viajamos hacia Camelot... Tal vez, si coincidimos en el camino podríais viajar con nosotros -le sugerí observando la velocidad a la que terminaba de arreglarse la dichosa rueda-. No seríais una molestia y nos aseguraríamos de que vuestro viaje fuera seguro. Siempre que gusteis, claro...

Nunca se debía dejar pasar a un bardo sin haberle ofrecido la hospitalidad, bien se sabía que sus lenguas afiladas podían ser un problema; además, un bardo agradecido siempre visitaba un hogar una vez más tras la primera visita. Y estaba particularmente interesada en ver qué conocimientos aguardaba esa caminante.
avatar
Rhiannon Seldthanne
Princesa ~

Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 23/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tutela de un príncipe, el deber de una reina [Libre]

Mensaje por Lyenever Hyeran el Vie Abr 01, 2011 3:38 pm

Nos habíamos cruzado en dirección contraria. Iba precisamente en la dirección opuesta a la de la mujer que me hablaba. Rhiannon. No pude evitar que una sonrisa divertida apareciera en mis labios al escuchar el nombre. Un nombre de Diosa y Guerrera, por su postura a caballo parecía tener más en común con su homónima de lo que parecía a simple vista. La rueda parecía estar a punto de ponerse en su sitio, estaba claro que los hombres trabajaban deprisa. Además, un gesto de hospitalidad siempre era bien recibido. Las viejas tradiciones persistían, aunque era cierto que lentamente se iban diluyendo, algo patente a cada día que pasábamos.

Siempre se agrade el compartir el camino, es mucho mejor hacer el viaje en compañía que solo por los peligros que pueden sobrevenir.—respondí con tranquilidad, mientras miraba a mi alrededor. Aunque parecía que todo estaba tranquilo, sabía que en cualquier momento todo podía cambiar.—Me temo que no tengo caballo por lo que entorpecería vuestro paso si tuvierais que acomodarlo al mío, si hay alguna forma de solucionar ese percance, por mi parte estaría más que dispuesta y agradecida de acompañaros.—la miré a los ojos y una leve sonrisa apareció.—Y quizá esta noche, cuando hagamos un descanso, pueda pagaros vuestra amabilidad con una canción a la luz de las hogueras.

Las historias se forjaban por momentos como el que estaba viviendo, ¿cuántas aventuras se iniciaban cuando dos extraños unían los hilos de su Destino para comenzar a hacer un nuevo dibujo en el Patrón?


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Lyenever Hyeran
Sacerdotisa de Avalon ~

Mensajes : 608
Fecha de inscripción : 19/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tutela de un príncipe, el deber de una reina [Libre]

Mensaje por Rhiannon Seldthanne el Sáb Abr 02, 2011 1:23 am

El problema del caballo tenía una pronta solución. Diarmaid había estado callado, sumido en su peculiar mundo de preocupaciones principescas a las que estaba poco acostumbrado, por lo que no estaba atento a mis planes. Llevándome los dedos a los labios, dí un potente silbido que lo lo sacó de sus meditaciones.

-¡Rhiannon! No hace falta que me destroces el oído -protestó picajoso, acariciándose el oído-.

-Baja del caballo, irás conmigo en la grupa -le indiqué dando una suave palmada a mi caballo por detrás de la montura de cuero y lana-. La trovadora Lyenever nos acompañará en el camino, así pues tendrás la amabilidad de cederle tu caballo.

Pese a lo que yo esperaba; protestas y quejidos gracias al enfado que tenía por dejarlo en Camelot, Diarmaid no dijo nada. Desmontó en silencio y rápido, hechos que me sorprendieron. Acercándose con la mirada baja a la caminante le entregó con gesto complaciente las riendas de su corcel castaño.

-Tenga, mi señora... Es dócil, no os dará problemas tartamudeó con el brazo estirado-.

Luego le dejé el estribo para que tomase impulso y montó de un ágil salto sobre la grupa de mi caballo, que más nervioso no dudó en agitarse ante el súbito peso de más. Cuando todo estuvo listo, retomamos el camino.
avatar
Rhiannon Seldthanne
Princesa ~

Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 23/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tutela de un príncipe, el deber de una reina [Libre]

Mensaje por Lyenever Hyeran el Sáb Abr 02, 2011 12:12 pm

Rápida en decisiones, eso era bueno. Sonreí brevemente ante el intercambio de ambos, el muchacho parecía ligeramente azorado cuando se acercó hasta donde yo estaba y me tendió las riendas del caballo. Las tomé y le miré a los ojos, musitando un ligero gracias mientras me movía hasta el lateral del camino para tomar mis pertenencias. No eran muchas, las justas para alguien que estaba acostumbrado a estar en el camino, yendo de un lado para otro. Tras sujetarlas para que no se cayeran, puse el pie en el estribo y me alcé con facilidad. Hacía demasiado que no montaba, pero siempre me había gustado la sensación de tener al animal entre mis muslos.

Dejé una ligera palmada en el cuello, con las manos desnudas, susurrando unas palabras en el oído lo que provocó que girara ligeramente las orejas y una sonrisa apareciera en mis labios. Padre e hijo, en cuanto el carro estuvo en posición de moverse, se apartaron mientras observaban con curiosidad cada uno de nuestros movimientos.

Que tengáis un buen día.—musité cuando pasé a su lado, hecho que agradecieron o quizá no con una inclinación de cabeza. Al paso me acerqué hacia la mujer y el muchacho para caminar a su lado.—Permitidme una pregunta…—me detuve un instante, buscando las palabras adecuadas para evitar posibles enfados.—¿De dónde sois? Vuestro acento me dice que no sois de Britania.

La curiosidad era una de mis características, para bien o para mal, y en ese momento, gracias a esos gestos de amabilidad, la sentía en cada uno de mis huesos mientras miraba a la comitiva que comenzó a formar a nuestro alrededor para proseguir el camino que se había retrasado por el incidente del carro.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Lyenever Hyeran
Sacerdotisa de Avalon ~

Mensajes : 608
Fecha de inscripción : 19/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tutela de un príncipe, el deber de una reina [Libre]

Mensaje por Rhiannon Seldthanne el Sáb Abr 02, 2011 6:39 pm

Tan pronto como la trovadora estuvo lista y sobre el corcel castaño, nos pusimos en camino. Indiqué con un breve gesto de cabeza a Affanc que se adelantase a nosotros un par de cabezas; ya sabía, por costumbre que en ese momento, era quien dirigía la comitiva. Los ocho caballos continuaron el camino dejando atrás al padre junto al hijo y la carreta arreglada; un pequeña parada que nos retrasaría en nuestro viaje... Aunque, ¿qué más daba llegar un día antes? Como a Diarmaid, me preocupaban los asuntos que nos llevaban hasta Camelot, por lo que retrasarnos un poco más no iba a facilitar las cosas pero nos dejaba algo más de tiempo para pensar.

Observé por el rabillo del ojo como la trovadora se acercaba a nosotros. Lejos de molestarme o resultarme invasiva, acepté su presencia como parte grata del viaje.

-Venimos de Rheged al norte de Gwynned -dije respondiendo a su pregunta-. Debe notarse a leguas que no somos britanos, ¿cierto? Supongo que en estos tiempos los galeses son sentimos reacios a abandonar nuestros bosques o tal vez, es que somos difíciles de ver... Quien sabe.

En relidad, quería tirarle de la lengua y saber quién era. Había pocas trovadoras que fueran capaces de salir al camino solas con tanto britón cristiano suelto por ahí, como un perro rabioso nadie sabe qué reacción puede tener. De ahí el origen de mi curiosidad.
avatar
Rhiannon Seldthanne
Princesa ~

Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 23/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tutela de un príncipe, el deber de una reina [Libre]

Mensaje por Lyenever Hyeran el Sáb Abr 02, 2011 7:20 pm

Asentí suavemente ante las palabras de la mujer. Era agradable sentir el animal entre mis piernas, la tranquilidad del movimiento, la fuerza que desprendía. Acaricié de manera pensativa el cuello del mismo inclinándome por un momento hacia delante. Sentía un cariño especial por todos los animales, pero los caballos siempre me habían parecido inteligentes y leales. Si no se había hecho con el suyo propio era porque caminando, lentamente, paso a paso uno podía ver más que si lo hacía a caballo, sí… eran perspectivas completamente diferentes. Estaba desandando lo que había andado unas horas antes, a mayor rapidez que si fuera a pie, pero viendo cosas que no había visto en la primera pasada… como un grupo de ciervos que pacían más allá entre las ramas de los árboles.

Tenéis un acento mucho más agradable, más musical.—respondí sin poder reprimir una ligera sonrisa. Hacía mucho que no estaba por la zona que se conocía como Gales, demasiado tiempo recorriendo el centro de la isla, Britania. La miré con una breve sonrisa.—No os perdéis gran cosa… además a mi parecer tenéis que estar agradecidos por la pervivencia de la tradición…—me quedé pensativa un momento, llevando mi mano a la cadena de plata cuyo colgante caía entre mis senos por debajo de la sobretúnica, deteniendo el gesto de sacarlo y acariciarlo como solía hacer cuando estaba nerviosa.—En los últimos tiempos parece que todo se está moviendo y descolocando hacia otras posiciones.

Les miré, procurando sonreír. A veces me dejaba llevar. Debería mantenerme cautelosa, pero se hacía cada vez más difícil hacerlo sobre todo en ciertos momentos. Negué para mi con gesto pensativo volviendo la mirada al frente.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Lyenever Hyeran
Sacerdotisa de Avalon ~

Mensajes : 608
Fecha de inscripción : 19/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tutela de un príncipe, el deber de una reina [Libre]

Mensaje por Rhiannon Seldthanne el Dom Abr 03, 2011 6:41 pm

A cada segundo que pasaba y el sol iba alzándose sobre nuestras cabezas, más me iba convenciendo de que algo no era todo lo que parecía ser. Quizás fuera cosa mía, pero en las últimas palabra de la caminante me pareció ver cierta nostalgia pesarosa, a sabiendas de que el pasado fue mejor que el futuro que se nos avecinaba. Creí ver no sólo una muestra ínfima de desgana en su tono apesadumbrado y era eso, lo que me hacía creer que la trovadora era algo más que eso.

Si hubiera sido una hipócrita de clase alta británica, posiblemente hubiera intentado sonsacarle cuanto pudiera durante el tiempo durase el camino. Esperaba casi con ansias que me negase cualquier simpatía cristiana o romana; darme una razón para sentirme confidencial con ella. Como pagana a los ojos de los cristianos y para la mitad de Britania, para mí era un consuelo descubrir que más allá de Gwynned el antiguo espíritu celta sobrevivía aunque fuera a escondidas. Y el mero hecho de verla viajar sola con algo tan simbólico como un arpa me puso la piel de gallina de pura emoción.

La comitiva avanzaba a buen paso mientras el camino del sol iba avanzando sin pausa. Al cabo de un rato, noté la cabeza de Diarmaid apoyada sobre mi hombro; posiblemente se hubiera quedado dormido o estuviera cansado de ir a caballo tanto rato.

-Señora... ¿deseáis que hagamos un alto para comer? -me preguntó Affanc colocándose a mi altura-.

Affanc y yo nos conocíamos casi de toda la vida por lo que no me molestaba que me dijera que tenía hambre y queria detenerse a comer; cosa que ya había hecho. La verdad es que comenzaba a sentir un molesto hormigueo subirme por la espalda, además de no sentir mi trasero. Necesitaba estirar las piernas un rato.

-Está bien. Paremos un rato a descansar, creo que nos vendrá bien a todos -comenté-. Nos detendremos un rato para almorzar. Únase a nosotros, llevamos provisiones de sobra.

Nos desviamos del camino unos cuantos metros, los suficientes para que no se nos viera desde el camino con facilidad. Affanc ya estaba dando las órdenes oportunas mientras los demás ataban a los caballos entre sí para que no escapasen y preparaban una pequeña hoguera.
avatar
Rhiannon Seldthanne
Princesa ~

Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 23/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tutela de un príncipe, el deber de una reina [Libre]

Mensaje por Lyenever Hyeran el Dom Abr 03, 2011 9:08 pm

Mientras el sol seguía su camino en el cielo, nosotros avanzábamos rumbo a Camelot. Las conversaciones iban y venían, aunque lentamente se iban acallando. El muchacho, Diarmaid, se había terminado quedado dormido sobre su hermana y, por mi parte, disfrutaba de esa nueva visión al estar sobre el caballo. No había nada que me gustara más que el Sol acariciando mi rostro después de días de lluvia, era como si me reconfortara, como si calidez me proporcionara fuerzas. Alzando el rostro, dejando que el caballo siguiera el paso de los demás, hubo momentos en los que viajé con los ojos cerrados.

Era extraño cómo con la vista tapada todos los demás sentidos se disparaban: el olfato me traía el olor de caballo, cuero y sudor, si lo afinaba incluso el de las flores que crecían a la lid del camino. El oído me traía el sonido de los animales, el rumor del viento, las conversaciones apagadas y las respiraciones de animales y hombres. El tacto el cosquilleo del sol sobre mi piel, del roce de mis muslos en la silla de montar, la fuerza del animal, los movimientos de sus músculos. El gusto el sabor acre del polvo del camino, el salado en los labios de mi propio sudor provocado por el calor que iba aumentando.

Abrí los ojos cuando escuché las palabras de almuerzo y me dirigí con la comitiva hasta un claro, curiosamente donde el día anterior había parado a hacer un pequeño descanso. Sabía que había un riachuelo cristalino por lo que era un buen lugar donde detenerse, descansar y abastecerse de agua fresca y limpia. Sonreí a Rhiannon cuando habló y desmonté, acariciando con cariño el cuello del caballo tomando mi petate y mi arpa.

Dejad que comparta con vosotros entonces la música después que saciemos el apetito.—respondí sonriendo a la mujer.—Aunque me temo que mi voz será mejor que la salvemos para esta noche, si os parece bien, creo que tengo polvo del camino hasta la garganta.

Era cómodo, agradable, el poder disfrutar de la compañía y de las conversaciones que se cruzaban. Sin pérdida de tiempo me dispuse a ayudar a organizar el pequeño descanso para comer.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Lyenever Hyeran
Sacerdotisa de Avalon ~

Mensajes : 608
Fecha de inscripción : 19/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tutela de un príncipe, el deber de una reina [Libre]

Mensaje por Rhiannon Seldthanne el Lun Abr 04, 2011 10:55 pm

Nuestro pequeño asentamiento no tardó en estar listo. La hoguera, pequeña y bien contenida, estaba únicamente para envolver al grupo en un ambiente más amistoso y para quitarnos algo del fresco de la primavera britona: lluviosa y caprichosa como un niño. No habíamos tenido tiempo para cazar nada, aunque Rhyderch como siempre, se las había apañado para conseguir un par de gordas cordonices que desplumaba en aquel momento; mientras los demás, sacaban de sus bolsas y alforjas carne en salazón, queso, pan y pellejos con agua. Rhyderch ensartó a las cordornices en un par de espetones que clavó junto al fuego.

-Mis señoras... ¿Deseáis comer cordoniz? -nos preguntó dirigiéndose a mí y a Lyenever; a Diarmaid... Al pobre nunca le preguntaban nada sabiendo la tutela, pero sobretodo, por hombría; si quería comer debía buscárselas por sí mismo. En nuestro caso era diferente, una por ser invitada y yo... Bueno, por ser yo-.

Por mí no te molestes, Rhyderch; quédate tú una y la otra para nuestra trovadora -le dije declinando el ofrecimiento-. Affanc ha tenido buen cuidado de traer nuestra comida; no te preocupes.

No tardó pues mi guardián en acercarme una escudilla de madera con un grueso trozo de carne ahumada, queso y un par de rodajas de pan. Pronto el olor de la carne asada comenzó a inundar el aire. Atento a su almuerzo, Rhyderch no tardó en apartarlas del fuego en cuanto estuvieron doradas; se quedó una para él y la otra se la ofreció a Lyenever.
avatar
Rhiannon Seldthanne
Princesa ~

Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 23/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tutela de un príncipe, el deber de una reina [Libre]

Mensaje por Lyenever Hyeran el Lun Abr 04, 2011 11:08 pm

Asentí ligeramente ante la muestra de cortesía, sonriendo mirando al hombre. Era tan agradable estar en un grupo que pronto me vi a mi misma relajada sentada junto al resto, con el arpa al alcance de la mano. Con gesto pensativo deslicé mis dedos por el paño que la cubría mientras me mordisqueaba ligeramente el labio inferior. La curiosidad me hacía observar al grupo de hombres, escuchando su musical acento galés.

Muchas gracias.

Tomé la codorniz, había sacado a mi vez trozos de carne seca, queso y pan que ofrecí a mis acompañantes, a la vez que consideré que era un buen momento para sacar también la sidra de Avalon que llevaba conmigo y que rara vez probaba, puesto que aunque suave siempre mermaba mis capacidades aunque fuera de forma ligera. Lo utilizaba sobre todo cuando realizaba algún ritual como ofrenda a los Dioses, pero en ese momento sentía la necesidad de compartirla. Tomando el pellejo donde iba, lo abrí y con gesto tranquilo se lo ofrecí.

—Es sidra, no es demasiado fuerte aunque tengo entendido que los galeses tenéis buen aguante ante el alcohol.—comenté mirando a la mujer que tenía a mi lado. El muchacho, Diarmaid me recordé a mí misma, se había sentado un poco alejado de donde nosotras estábamos comiendo lo que había conseguido, pero me di cuenta que estaba atento al arpa que descansaba a mi lado.

Estaba claro que las personas que formaban aquella comitiva se conocían y se respetaban, había una cierta camaradería que se conforma según pasa el tiempo, según un grupo viaja junto, vive junto. Sonreí para mí, relajada por completo mientras comía con gesto agradecido.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Lyenever Hyeran
Sacerdotisa de Avalon ~

Mensajes : 608
Fecha de inscripción : 19/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tutela de un príncipe, el deber de una reina [Libre]

Mensaje por Rhiannon Seldthanne el Mar Abr 05, 2011 3:15 pm

Los hombres, incluido Affanc no dudaron en probar aquella sidra que se les ofrecía, y era que si algo gustaba más a un galés que una buena bronca, una mujer y un arco, era la bebida. Cogieron el pellejo y dando un único sorbo se lo fueron pasando de uno en uno hasta devolvérselo de nuevo a la caminante; era lo que en la mesa galesa se consideraba la copa de bienvenida y nunca se le daba más de un sorbo a menos que el anfitrión la volviera a ofrecer. Entre amigos y camaradas, la copa nunca estaba en las mismas manos más que unos segundos, se iba entregando al de al lado hasta que se quedara vacía. Por mi parte, rehusé beber; no por pudor, sino por estrictos modales.

-De haber sido ese comentario de un hombre, posiblemente lo hubieran considerado una patada a su orgullo, pero por lo que veo de vos no les molesta lo más mínimo -comenté a sabiendas de la arrogancia galesa-.

Estaban demasiado enfrascados en sus propias conversaciones como para oír mi comentario, de lo contrario estaba segura de que esto se hubiera convertido en una buena discusión; nunca malintencionada, a fin de cuentas eran mis hombres, pero eso no quitaba que supiera donde atacarles para provocar ese genio.

-creo que alargaremos el descanso un poco más -dije al observar las ansias de algunos por echar una cabezada; me giré hacia Lyenever-. Puedo preguntaros acerca de vos, señora. ¿De dónde sois?
avatar
Rhiannon Seldthanne
Princesa ~

Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 23/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tutela de un príncipe, el deber de una reina [Libre]

Mensaje por Lyenever Hyeran el Mar Abr 05, 2011 4:13 pm

Solo comentaba un hecho, no buscaba insultarles en su orgullo.—comenté al tiempo que veía cómo se pasaban la sidra de mano en mano.

Cuando volvió a mis manos di un ligero sorbo, dejándolo a un lado por si alguien estaba interesado en volver a tomar. El sabor hizo que un gesto de añoranza apareciera en mi rostro al pensar en Avalon y no pude evitar que un breve mohín apareciera en mis labios al recordarlo. El sol y la comida provocaron varios bostezos a nuestro alrededor. Dejé con suavidad el plato terminado y me limpié las manos mientras escuchaba su pregunta.

Respiré hondo, mirando hacia delante un momento, observando el fuego. Estaba claro que los hombres y ella misma respetaban las viejas tradiciones, pero no sabía hasta qué punto entenderían lo que estaba a punto de decir. Flexioné ligeramente una rodilla y me volví entonces para mirarla.

Nací en Alba, más allá del Muro de Adriano.—contesté, aunque en realidad debía decirle algo más, en parte por la confianza que estaba demostrando, en parte porque me encontraba bajo su hospitalidad.—Mi familia era humilde y cuando tenía cuatro años una mujer llegó a nuestra aldea, esta mujer me llevó al lugar que puedo considerar mi hogar y donde tengo a mi verdadera familia.—me mordí brevemente el labio inferior mirándola a los ojos.—Esa mujer vio que tenía un Don, por decirlo de alguna manera, y comencé mi servicio a la Diosa…—y allí estaba la segunda palabra, esa palabra que no solía decir demasiado a menudo por las connotaciones que tenía, pero que salió de mis labios con cariño.—en Avalon.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Lyenever Hyeran
Sacerdotisa de Avalon ~

Mensajes : 608
Fecha de inscripción : 19/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tutela de un príncipe, el deber de una reina [Libre]

Mensaje por Rhiannon Seldthanne el Jue Abr 07, 2011 5:56 pm

-Sé que no pretendíais ofenderlos, de hecho dudo que nos estuvieran escuchando -le dije para evitar que pensase en equivocaciones-.

Tras eso, mi pregunta pareció dar en el clavo con sorprendente facilidad; quizás porque había intuido que nosotros no éramos cristianos y no pretendíamos hacerle nada ni entregarla a un sacerdote. Creo que eso hizo que hablase con tanta facilidad. Reveló su procedencia de más allá del muro donde se extendían los bosques de Celyddon y que se la habían llevado de casa... Escuché lo siguiente con la atención en vilo pues no todos los días puedes aseverar leyendas y rumores que dice la gente. Para mí, Avalon era un algo más que estaba como un cuento más que otra cosa y su Diosa... Bueno, esperaba no ofenderla, pero no podría compartir con ella esa creencia en una Diosa; para mí no había un único dios, estaban Dagda, Scatha, Epona, Morrigan, Cernnunos y los demás dioses y héroes que formaban la tradición celta pero no podía pensar que un sólo dios gobernase la integridad de la Creación. Los celtas nunca tuvieron una verdadera religión, era una tradición con matices religiosos en aspectos cotidianos de la vida, el hogar, la familia, el honor, la naturaleza, la vida y la muerte; era diversa y libre. No obstante, pensar en una Diosa hacia que mi cabeza fuera directa al Dios cristiano como la otra cara de la moneda y sin pensarlo, se me antojaba como una forma absolutista de abarcar la fe de la gente.

No cuestionaría un culto que bien podría tildarse de pagano en los tiempos que corrían, pero como tal en nuestras circunstancias, no me sentía en la obligación de nada.

-Admito que vuestra respuesta... me ha dejado sin nada que decir. No la esperaba, la verdad aunque admito que sentía curiosidad -le dije pasándome los dedos por el cuello-. ¿Quién es esa Diosa a la que servís?
avatar
Rhiannon Seldthanne
Princesa ~

Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 23/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tutela de un príncipe, el deber de una reina [Libre]

Mensaje por Lyenever Hyeran el Jue Abr 07, 2011 7:12 pm

Escuché sus palabras con atención y dejé escapar un lento suspiro. Respiré por un momento hondo, sabía, demasiado bien, que la forma en la que yo entendía a la Diosa difería en cierta forma en lo que hacía el resto de mis hermanas en Avalon, aunque en el fondo no dejaba de ser similar. Flexioné una de las piernas, apoyando mi antebrazo en la misma mientras a mi alrededor los hombres se acomodaban: unos hablaban entre ellos, otros se recostaban dejando que el sol acariciara su rostro. El arroyo canturreaba su eterna canción no demasiado lejos y por un instante las llamas del fuego me alejaron de aquel lugar, para volver a otros lugares, a otros momentos.

Volví entonces mi rostro hacia ella, al cabo de unos minutos. No podía estar más tiempo callada, tampoco era tan extraña su pregunta, podía entender que sintiera curiosidad. Sonreí ligeramente al tiempo que me disponía a hablar.

—Os voy a decir tal y como yo la entiendo, no quiere decir que todas mis hermanas y mis hermanos lo hagan de la misma manera.—respondí mientras la miraba a los ojos con atención.—Para mí la Diosa solo es una parte, sin el aspecto masculino estaría coja, no se podría comprender una parte sustancial de todo lo que nos rodea. Ambos se necesitan, de la misma forma que un hombre y una mujer se complementan.—el tono era suave mientras hablaba, no era mi intención adoctrinar como ocurría con muchos sacerdotes cristianos que había escuchado en alguna de las aldeas donde había estado.—La Diosa y el Dios tienen muchos nombres, muchas… advocaciones. Así la puedes llamar Morrigan o Diana, Freya o Afrodita.—mantuve mi mirada en la suya.—No dejan de ser partes de un todo, es como las distintas caras de un diamante… es Doncella, Madre y Anciana, la triple Diosa. Es seductora, cazadora y guerrera. Y lo mismo se puede decir del Dios.— me detuve un instante.—Son el Señor y la Señora y van juntos, cogidos de la mano, como iguales. Son aspectos femeninos y masculinos.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Lyenever Hyeran
Sacerdotisa de Avalon ~

Mensajes : 608
Fecha de inscripción : 19/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tutela de un príncipe, el deber de una reina [Libre]

Mensaje por Rhiannon Seldthanne el Dom Abr 10, 2011 3:26 pm

Algo en su respuesta me parecía atractivo y contrario; me seducía la idea de una entidad femenina, principalmente por el hecho de que los cristianos no admitían semejante cosa pero por otro lado, la concepción de adoración únicamente a una de esas dos facetas me parecía muy similar a la creencia procedente de Roma. Era una visión más elemental, más acorde con la realidad y el entorno que nos rodeaba pero me parecía tan equivocada como lo estaban los adoradores de Dios. ¿Si hay dos facetas por qué solo adorar una? Era el problema del monoteismo; era absoluto en su visión.

-Entonces ¿por qué adorarla solo a ella? Si admitís que sin la faceta masculina... Realmente no comprendo la necesidad de cultivar una creencia que a simple vista parece tener carencias. no os ofendáis, mi señora, pero es que no concibo la idea de que algo abarque tanto y al mismo tiempo esté incompleta -explicaba tratando el tema como quien habla de política-. De todas formas, ¿qué os supone esa Diosa? ¿Qué simboliza más allá de la senda de la mujer? Si mal no recuerdo, los griegos también hablaban en su religión de una triada femenina representada en la figura de entidades llamadas las Moiras. Creo que no sólo simbolizaban el curso de la vida, sino también algunas facetas como las que habéis mencionado...

Realmente no me gustaba hablar de religión porque siempre se llegaba al mismo camino. Un sacerdote cristiano siempre iba a querer convencerte de que su Dios era el úico y verdadero, que era bueno y piadoso y seguir su camino iba a salvar tu alma; cualquier culto iba a intentar lo mismo. La comprensión entre creencias no estaba hecha para ser posible, porque de ser así no habría similudes entre dioses como había hecho con la Morrigan celta y su Diosa; sencillamente serían pero no comparables. Porque en la sencilla búsqueda de similitud se buscaba poner una imagen sobre otra y eso, era invasivo.

Quizás fuera por mi educación o la fiera determinación a no dejar que las tradiciones celtas se perdieran, pero me negaba a ver esa Diosa como un todo. Podía respectarla pero no aceptarla.
avatar
Rhiannon Seldthanne
Princesa ~

Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 23/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tutela de un príncipe, el deber de una reina [Libre]

Mensaje por Lyenever Hyeran el Dom Abr 10, 2011 4:11 pm

Escuché sus palabras y me di cuenta de que no había entendido todo lo que quería decirla. Era cierto que muchas de mis hermanas nos decantábamos más por el aspecto femenino, por la Diosa, pero el aspecto masculino no estaba ni mucho menos olvidado. Con gesto pensativo pensé en lo que había dicho, negando con suavidad y haciendo un gesto con la mano para que se diera cuenta de que no estaba molesta aunque estuviera en silencio. No quería que pensara que la estaba adoctrinando, pero tampoco era fácil explicarla todo en pocas palabras. A mí me había costado años de entrenamiento, no dejaba de ser una religión mistérica. Respiré hondo con suavidad y la miré de nuevo.

En mi caso no olvido el aspecto masculino, mi señora, siempre está presente. Es verdad que muchas de mis hermanas se decantan más hacia la Diosa porque la consideran una figura maternal, que conectan mucho mejor con ella, pero ambos son importantes en mi vida. —responde con suavidad mirando a la mujer. —En mi corazón están Dios y Diosa, Señor y Señora, por igual. En momentos de mi vida quizá sea ella quien ocupe más mi tiempo, pero en otras ocasiones será él el que me de fuerzas para seguir. —la miré a los ojos intentando que comprendiera lo que quería decir. —De la misma forma que Dagda y Brigit, Dios y Diosa. — suspiré brevemente mirándola. —Es cierto, hay varias Diosas Triples, Morrigan sin ir más lejos, también entre los nórdicos. —la miré a los ojos. —Solo es la forma que yo tengo de verlo, de sentirlo. Vos seguís la tradición celta, lo veo en los torques, en vuestras tradiciones. —paseé la mirada por el lugar pensativa. —Por mi parte, cuando hablo con los dioses, puede que hable con el Astado o con Morrigan, con Dagda, Brigit, Lugh, pero en el fondo para mí son Señor y Señora.

Mantuve la pierna flexionada, echada ligeramente hacia delante, sin mirarla en lo último que decía y finalmente alcé el rostro hacia ella. A pesar de ser una sacerdotisa, debía reconocer que hablar de Religión no estaba entre lo que más me fascinaba. Respetaba el camino que había elegido cada cual, pero al mismo tiempo procuraba que la Antigua Tradición, tal y como comenzaban a denominarlo algunos, siguiera hacia delante.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Lyenever Hyeran
Sacerdotisa de Avalon ~

Mensajes : 608
Fecha de inscripción : 19/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tutela de un príncipe, el deber de una reina [Libre]

Mensaje por Rhiannon Seldthanne el Lun Abr 11, 2011 12:05 am

-Supongo que las creencias son algo demasiado personal para cada uno de nosotros; ponernos en la piel ajena nos es verdaderamente complicado -admití para dar por sentado el tema; estaba claro que no íbamos a ponernos de acuerdo y me agradaba demasiado su persencia como para estropearla-. Respeto vuestra tradición, Lyenever... Supongo que es más de lo que podría concederle a un cristiano...

Los hombres seguían tumbados sobre la hierba, dormitando o simplemente descansado tras largos días de viaje. El sol ya había abandonado el punto más alto de su trayectoria por lo que tendríamos unas cuantas horas para alcanzar de una vez las puertas de Camelot.

-Affanc, pongámonos en marcha. Espero que podamos llegar a Camelot antes de que caiga el sol -comenté en voz alta para ponerlos a todos en marcha-. Recogamos todo y en marcha.
avatar
Rhiannon Seldthanne
Princesa ~

Mensajes : 225
Fecha de inscripción : 23/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tutela de un príncipe, el deber de una reina [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.